Top Rank Pros

Cualidades para el liderzago

Principios para su desarrollo

Autor: Top Rank Pros (fuentes)

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on skype
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
En la vida, todo se aprende, incluso a ser líder. Ésta es una cuestión que a diferencia de otras competencias, no se pueden enseñar exclusivamente por canales teóricos ya que la práctica y la experiencia son piezas claves para forjar una sólida actitud de liderazgo. Sin embargo, podemos conocer los principios que sin duda deberemos tener en cuenta para su desarrollo, como por ejemplo las siguientes cualidades con las que debe contar cualquier líder:
  
Integridad:  Entendida como la entereza y adhesión a los valores relativos al bien y a la verdad. Sin duda, constituye un factor clave para facilitar la transmisión de confianza.
 
Fortaleza: Sin fortaleza un líder verá dificultada su capacidad de liderazgo, más teniendo en cuenta que ella lleva asociada cualidades como la tenacidad, la determinación y en cierto grado también la autorizada.  
 
Calidez:  No hay duda que transmitir cercanía y cuidar las relaciones personales facilita el entendimiento y refuerza el sentimiento de pertenencia a un equipo. La calidez debe facilitar igualmente la posibilidad de establecer canales de comunicación que faciliten el flujo de información para no sólo conocer mejor a un empleado, sino también conocer mejor a toda la organización. Con calidez se puede obtener más información y con ella, cumplir una de las primeras reglas al incorporarse en cualquier organización; conocer al personal.
 
Humildad:  Probablemente  una de las cualidades que menos se espera a priori en un líder, pero que en realidad todos valoramos enormemente, tal vez, más que por la humildad en sí misma, por el hecho de que la ausencia de la misma implica la floración de cualidades como la arrogancia, que generan ruido relacional que imposibilitan una comunicación efectiva entre los equipos, reduciendo la disposición a escuchar y incidiendo negativamente en la confianza.
 
Confianza: La confianza siempre se ha considerado con clave en todas las organizaciones sociales con independencia de la finalidad de las mismas.
Según la RAE, confianza es “la esperanza firme que una persona tiene en que algo suceda, sea o funcione de una forma determinada”. Entenderemos pues que conseguir transmitir confianza es pieza clave si queremos conseguir una capacidad de liderazgo efectiva.
Tener confianza en sí mismo y saber transmitirla a su equipo es fundamental para transmitir la tranquilidad en el liderazgo por parte de un equipo. Recuerde que con objeto de que la transmisión de la misma sea más efectiva, ésta debe ir acompañada de argumentación y de ejemplos personalizados, tanto para facilitar que se interiorice como para que ésta gane credibilidad.
Si uno tiene confianza en sí mismo, los demás la percibirán sin demasiada dificultad, pero siempre debemos tener en cuenta que un exceso de confianza no solo se asocia con actitudes arrogantes sino que también puede acabar derivando en una pérdida de credibilidad hacía su criterio en cuanto a la dirección de la organización.
 
Entusiasmo: Todas las cualidades indicadas, difícilmente pueden llegar a impactar en una organización con objeto de desarrollar las capacidades de liderazgo si no somos capaces de implementarlas en nuestro estilo de dirección con una actitud entusiasta. Pensemos en algunos líderes de organizaciones de cualquier ámbito y seguramente compartiremos la idea de que todos ellos cuentan con una actitud entusiasta con respecto a los objetivos a alcanzar y los métodos a aplicar,  con independencia de si estos son o no grandes lideres reconocidos socialmente.    
 
Por otro lado, la motivación es pieza clave de la labor diaria del líder. En este sentido, viene bien recordar la famosa pirámide de jerarquía de necesidades de Maslow, por la cual,  éste distribuía las diferentes necesidades de cualquier persona en cinco escalones:
 
Físicas; alimentación, hidratación, sueño…
De seguridad; protección frente al peligro…
Sociales; aceptación, pertenencia, vida social, amistad, amor…
De estima; logros, estatus, reconocimiento, autoestima…
De desarrollo personal; crecimiento, realización, desarrollo personal…
 
Según éste autor, la mitad de la motivación de cualquier persona viene vía factores externos y entre ellos, la influencia de el líder puede incidir de forma determinante en las necesidades sociales desde el punto de vista de la aceptación, y en mayor medida en las necesidades de estima y desarrollo personal. Es importante que un líder entienda esta palanca de actuación y la utilice para sacar lo mejor que cualquier colaborador puede tener dentro de su persona sin haber llegado a saber explotarlo.
 
Algunos de los principios fundamentales para motivar a un equipo pueden ser además de estar motivado; establecer objetivos realistas y estimulantes, dar recompensas injustas, dar reconocimiento o comunicar de forma recurrente los progresos conseguidos ya que esta comunicación motiva para obtener los objetivos y la ausencia de comunicación contiene un factor de desmotivación muy importante
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on skype
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Más información